LA RAZON Y EL PRESAGIO

En el curso de unas pocas horas, lapso que lleva leer el diario recuperado de un ex combatiente de la guerra civil española, posible colaborador del nacismo, un hombre descubre el verdadero significado de su existencia.  De ese núcleo primigenio, la novela se abre a incesantes espacios temporales: las tensas y decisivas jornadas que van entre un martes y un sábado de septiembre, cualquier septiembre; los tres meses que median entre los acontecimientos desencadenantes de la catarsis final y la revelación del secreto que el protagonista, como cualquier otro ser humano, ha guardado celosamente; o, quizás y finalmente, el cuarto de siglo marcado por unos hechos que, sólo al revisar la historia reciente, dibujan su exacto significado.  Bajo esta cobertura y con el pretexto que le brinda tejer una fábula acerca de los orígenes del fascismo sudamericano, Francisco Proaño Arandi, autor de obras como Antiguas caras en el espejo, Del otro lado de las cosas u Oposición a la magia, conduce al lector, en La razón y el presagio, a una indagación cuyo objetivo final no es la simple dilucidación de un enigma sino la revelación de aquello que late, indescifrable y sorpresivo siempre, en lo más oscuro del corazón humano.

 

::Anterior::-::Siguiente::